Comida y fertilidad

Para varones

La nutrición juega un papel fundamental en la calidad de los espermatozoides, y si ud. no quiere tener problemas de fertilidad por esta causa, empiece por cuidar su alimentación.
En ciertos países el bajo nivel de concentración de esperma es un problema de salud pública.
Según una investigación realizada por el instituto Bernabeu de España, el tomate, la lechuga, el albaricoque y el melocotón, son los mejores alimentos para conseguir una óptima calidad del semen.
Por el contrario, si se consumen productos procesados como las salchichas y las hamburguesas se producirá una mayor alteración de los espermatozoides.
Para llegar a estas conclusiones en el estudio se emplearon dos tipos de muestras, una de varones con calidad de esperma alterada y otra normal. Se compararon los hábitos de vida (consumo de tóxicos, tabaco, alcohol) y hábitos dietéticos. Mientras que en los hábitos de vida no se hallaron diferencias, pero sí las hubo en los hábitos dietéticos.
Por esta razón el estudio indica la importancia de una adecuada alimentación rica en frutas y verduras para favorecer una buena calidad seminal.
Recuerde que tener un número de espermatozoides inferior al nivel de referencia establecido por la OMS produce un retraso en el tiempo requerido para lograr un embarazo con éxito.

Un factor externo que tiene consecuencias nocivas para el esperma es la ropa ajustada, que ejerce una fricción constante en los testículos.